3 imprescindibles en el UX writing: voz, tono y estilo

0
Share
Cada palabra cuenta, así titulamos nuestro post anterior sobre UX writing. Ahí hablábamos de cómo la palabra puede mejorar la experiencia de usuario. Pues bien, hoy vamos a ir más allá. La voz, el tono y estilo. Tres términos que si bien nos suenan conocidos, pocas empresas lo tienen definido. No hay que olvidar que cada palabra que utilizamos dentro de una estrategia de comunicación, nos da una sola oportunidad de conectar con el usuario que visita nuestra interfaz. Éste se detiene a mirar no solo el diseño, sino las palabras que están en ella.

El UX writer no define ni la voz, ni el tono, ni el estilo de tu marca

Por eso es tan importante que el usuario pueda detectar a la primera la personalidad de la marca. Y no vale solo con poner en algún lugar de la web que somos divertidos, alegres y disruptivos. Tiene que haber coherencia entre cómo te comunicas tanto visualmente como por escrito.

Tal vez debamos hacernos varias preguntas: ¿qué queremos transmitir?¿cómo nos vemos? ¿cómo queremos que nos vean?, ¿qué tipo de relación queremos tener con el cliente? Si consigues hacerlo, puede que des con el trono de hierro…

Eso sí, debemos tener en cuenta el UX writer no define ni la voz, ni el tono, ni el estilo de tu marca, simplemente la aplica en un producto digital. ¿Qué quiere decir esto? Pues que tu empresa debe definir muy bien quién es, cómo quiere que lo vean y qué palabras usar para comunicarlo, antes de trasladarlo a lo digital. Ya lo dicen en el mundo de la experiencia de usuario: ¡UX writing no es branding!

3 imprescindibles en el UX Writing: voz, tono y estilo

Trasladar la voz, tono y estilo de tu marca a un plano digital, de una manera clara y coherente es lo ideal. Y no es que lo digamos nosotros. Pero, imagina que cada vez que entras en una misma web te vas con un mensaje o una impresión diferente de lo que en realidad es la marca. Esa no es la idea, ¿verdad?

He ahí la razón de cuidar el tono, la voz y el estilo. Piensa que la voz ofrece al usuario una experiencia personalizada. Haciendo que este pueda recrear en su mente la personalidad de la marca y la identifique con una simple palabra o imagen. Y el tono es el estado de ánimo. Es decir, dependiendo del contexto, cambiará. Y el estilo son esas palabras que escoges para dirigirte a tu público. No es lo mismo dirigirse a un bufete de abogados o a entidades bancarias que a una tienda de juguetes o a un bar de copas, por ejemplo.

La forma en la que te comunicas debe ser auténtica, coherente, dirigida a tu usuario y lo más importante, que se note que lo hace un humano y no un robot. ¡Empatiza!

Y si aun no sabes cómo, es importante que cuentes con un UX writer. Cambiar la experiencia de usuario de tu empresa está en tu mano, solo debes tener una visión clara de qué quieres transmitir y por qué. Dar con el tono correcto es cumplir las expectativas de tu cliente (necesidad y emociones). Una experiencia que realmente hable y llegue al usuario.

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?

Desde nuestro departamento de UX confirman que primero es la voz. Siendo esta la personalidad y carácter de la marca y una vez definido esto, el tono y la voz irían de la mano, adaptando las palabras al contexto que tu público demanda, dentro de un producto digital.

Con todo esto que te hemos contado…¡nosotros te podemos ayudar a definir tu marca! Hasta la próxima 😉

Post relacionados