Banca: reinventarse para servir o morir

¿Quién no tiene hoy en día en su móvil la app de su banco? Cada vez es más habitual que descarguemos este tipo de aplicaciones. Lo cierto es que muchas de ellas no son nada intuitivas. Pero para eso existen agencias digitales como la nuestra. Para hacer que sean más usables, y que controlar tus gastos e ingresos no se convierta en una tarea complicada. E incluso que puedas realizar un sinfín de tareas que hace unos años sería impensable llevarlas a cabo si no es en una oficina.

El sector bancario se encuentra en un punto en el que se renueva o muere, literalmente. Las grandes empresas de compra online, como Amazon, están creando sus propios bancos para evitar trámites y tener una mejor experiencia cliente con sus usuarios.

Nuestro responsable de producto y UX, Álvaro Paricio, asegura que los bancos están entendiendo que su supervivencia pasa por posicionarse como un proveedor de servicios de valor con los que poder competir con las tecnologías financieras (fintech).

“Si quieren seguir posicionándose como servicios de máxima calidad, deben invertir sustancialmente en generar experiencias de cliente significativas y con un claro valor añadido”.

Por este motivo los bancos están contratando servicios digitales que mejoran la experiencia cliente y de usuario. Que un usuario pueda acceder a sus cuentas sin problemas, realizar un préstamo sin complicaciones y que los pasos estén lo más simplificados posible, hace que sea o no un éxito. Este punto es muy importante. Vivimos en una sociedad en la que el tiempo vale oro, por lo que la manera de hacer las gestiones bancarias, han cambiado y siguen cambiando. Cuanto menos tiempo, mejor. Por tanto, si podemos realizarlas simplemente con un móvil mientras vamos de camino al trabajo, lo agradecemos.

En resumen, ¿por qué debemos tener en cuenta estos puntos? Para obtener un doble beneficio. Por una lado, para que los bancos se adapten a la demanda actual, y para que los usuarios estén satisfechos.