La revolución blockchain

Seguro que has oído hablar de blockchain, y es que está en boca de todos. Actualmente existe un gran entusiasmo en todo lo referente a esta tecnología de cadena de bloques, especialmente al mundo de las criptomonedas.

El blockchain o la cadena de bloques es una tecnología que permite la transferencia de todo tipo de datos digitales de una forma completamente segura gracias a una codificación muy sofisticada.

Ventajas

Su principal ventaja es que las transferencias realizadas con esta tecnología no necesitan una tercera persona a modo de intermediario para encargarse de verificar y certificar el contenido de la transacción. Esta tarea se realiza a través de múltiples nodos sin ninguna relación entre sí, que registran y validan su contenido sin que exista una confianza entre ellos.

La información registrada no puede ser borrada una vez introducida, únicamente se podrán introducir nuevos registros y no será validada hasta que la mayoría de los nodos se pongan de acuerdo.

Otra de las grandes ventajas del blockchain, es la eliminación del riesgo de que la red se caiga. Esto es debido a que, si eso sucediera, con que únicamente un nodo no sufriera esa caída la información estaría a salvo y el servicio seguiría en funcionamiento.

El futuro presente

 El blockchain ha supuesto un gran avance en la era digital y supondrá un salto de calidad y, sobre todo, de seguridad para conseguir una comunicación de información antihackeo y que proteja nuestra identidad. 

Los analistas especialistas en temas de tecnología comparan su aparición con hitos de la importancia del ordenador en el ámbito del hogar o el desarrollo de internet. A día de hoy, uno de sus principales potenciales se halla en los contratos inteligentes, esto significa que se podrán hacer transacciones y acuerdos de una forma segura y sin tener que revelar información confidencial entre ambas partes y sin que haga falta la intermediación de un tercero.

En el internet de las cosas también tiene un gran futuro. Todos los aparatos eléctricos con los que contamos en nuestras casas se podrán comunicar entre sí de una forma totalmente segura, con lo que veremos en no mucho tiempo que, por ejemplo,  el frigorífico haga la compra por nosotros cuando detecta que algún producto se ha terminado.

Adiós intermediarios…

Para entender mejor lo que es Blockchain, es importante estar conscientes de que al crear, por ejemplo, una cuenta en una red social, toda la información (nombres, apellidos, email, contraseña, etc.) son almacenados en una especie de registro llamado base de datos.

De esta forma, Blockchain se define como una base de datos. En principio, es una base de datos distribuidos, por lo que es accesible en diversas computadoras y no solo en una, lo que la hace descentralizada.

La tecnología Blockchain también actualiza esta información, por ejemplo, al realizar una transacción, como un pago, se disminuye el total de dinero que tenemos. Pero no se sobrescribe, sino que la antigua información permanece intacta y se crea un nuevo bloque con la nueva información, permitiendo así tener un registro cronológico de transacciones.

Con esta descripción, se podría comenzar a pensar en aplicaciones de Blockchain distintas a la más popular, es decir, a la de permitir la circulación y la realización de transacciones con criptomonedas.