Metodología tradicional VS Metodología Agile

¿Cómo no íbamos a dedicar un post en OLE a las metodologías? En una empresa digital como la nuestra, es fundamental aplicarlas. El objetivo de cualquier metodología es seguir unos pasos para optimizar el tiempo y obtener los mejores resultados con los recursos que tenemos.

Nuestro desarrollador Borja Mayor hace un repaso sobre las diferencias entre las metodologías tradicionales y la “agile”. Para que puedas entenderlo, ¡vamos a explicar la diferencia entre una y otra!

Antes de nada, es importante tener en cuenta que una metodología no es mejor que otra. “Ambas se complementan, cada una aporta sus beneficios teniendo en cuenta los recursos de su época”, afirma Borja. Vamos a diferenciar ambas metodologías:

  1. En la tradicional, lo importante son los procesos y las herramientas. En cambio, el agile, se enfoca en los individuos y las interacciones. “Facilitar la vida al usuario es lo principal, y es en lo que enfocamos actualmente nuestros proyectos en OLE”, asegura Borja.
  2. Hace años, se entregaban extensos documentos en formato físico donde se explicaban los pasos a seguir. Gracias a la metodología agile, esto ha cambiado y la mejor manera de documentar es a través de un software.
  3. La metodología tradicional tiene todo previsto y se negocia de manera contractual. Sin embargo, el agile permite colaborar con el cliente, indicándole lo que más le conviene en cada momento.
  4. La tradición marca un plan y hay que cumplirlo. La agile “improvisa” el plan aprovechando las últimas ventajas del cambio para satisfacer más aún al cliente

No cabe duda que las metodologías son fundamentales para lograr el objetivo final: satisfacer las necesidades del usuario. Pero no solo en su beneficio. Estas metodologías pretenden mejorar la calidad del trabajo del programador y de cualquier otro empleado. Ahorrar tiempo y ser más eficientes permite ampliar la perspectiva de trabajo y poder afrontar nuevos proyectos. Suena bien, ¿verdad?