¿Cómo afrontar el síndrome post vacacional?

0
Share

¿Nos encantan las vacaciones? ¡siiiii! Poder levantarnos de la cama tarde, ver nuestras series favoritas sin tener ninguna responsabilidad, quedar para unas cañas, viajar…Pero, como dicen por ahí: “de lo bueno, poco”. Ahora toca volver a la rutina, al trabajo y a las responsabilidades. Y es justo en el primer día de vuelta a la rutina en el que nos damos cuenta de que las vacaciones han terminado y nos preguntamos “¿pero por qué?”. ¿Os suena?

¡Tranquilos! Esto es normal y existen maneras de superarlo y poder incorporarse sin extrañar esos días donde la alarma del despertador no estaba programada.

¡Pla- ni- fi- ca- ción!

Organizaos y preparaos para el primer día de trabajo. Poneos al día con vuestros compis y el trabajo pendiente. Algunos recomiendan incorporarse dos días antes de la fecha de regreso para poner todo en orden y no estar hasta arriba de trabajo. Si sois de los que os estresáis, el síndrome post vacacional volverá, y nadie quiere eso.

Normalizar el horario de descanso

Cuando estamos de vacaciones tendemos a irnos a dormir tarde y por supuesto a despertarnos tarde. Sabemos que no lo hacemos obviamente, pero lo recomendable es que una semana antes de volver, procuremos irnos a dormir a nuestra hora habitual de diario.

Be happy

Tratad de pensar en los aspectos positivos de volver a la vida habitual como volver a ver a tus amigos del trabajo. Ser creativo y productivo os creará una agradable sensación de bienestar a la hora de volver al trabajo.

¡No os sobrecargueis!

Priorizar las tareas es fundamental. Os aconsejamos hacer una lista con cada una de las cosas que tenéis que hacer y realizad las más importantes manteniendo objetivos realistas. No tratéis de hacerlas al mismo tiempo: esto solo conseguirá distraer de lo que realmente tenéis que hacer y quitaros tiempo. Y por favor, ¡intentad no llevaros el trabajo a casa!

El pasado pisado

Muchas veces nos quedamos estancados pensando en esos momentos de relajación. Pero esto solo hará que el volver al trabajo os cueste más. Seguid adelante y planificar una escapada de fin de semana o un viaje con vuestros amigos para celebrar el regreso a la oficina, ¡así todo será más llevadero!

Conclusión

Tomaos el regreso con calma y tratad de seguir estos pasos progresivamente. Si habéis visto alguna vez el Rey León, pensad en Timón y Pumba cantando al oído: Hakuna Matata. 

Eso sí, si después de leer todos estos consejos vuestro malestar por volver a la rutina persiste os recomendamos hablarlo con alguien que os pueda aconsejar y encontrar una solución. De ser así, tal vez necesitéis un cambio de ambiente o es que no estáis contentos con vuestras condiciones laborales.

Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *