¿Cómo hacer teletrabajo de forma segura?

0
Share

Como ya hemos ido conociendo durante este periodo de cuarentena, muchas son las empresas que pueden continuar con su ritmo laboral gracias al teletrabajo. Es evidente que el teletrabajo ha abierto una brecha laboral muy importante. Sin duda hará reaccionar a todas aquellas que tienen posibilidad y es ahora cuando han tenido que hacerlo a un ritmo frenético. Hacerlo de manera acelerada puede producir hackeos con el teletrabajo, pero existen maneras de no poner en riesgo la información confidencial y teletrabajar de forma segura.

El teletrabajo pone a prueba la capacidad de adaptación de los equipos, la manera de desenvolverse y cómo sacar adelante los proyectos. Pero tan importante es esto como evitar los hackeos. Conectarse a redes poco fiables puede ser un problema. Además, el peligro es mayor porque una red es tan segura como lo es el menos seguro de sus eslabones. Por tanto, una conexión insegura podría acabar con una brecha en la información.


¿Cómo evitar hackeos con el teletrabajo y teletrabajar de forma segura?

La seguridad informática para el entorno laboral no es muy diferente a la del entorno personal. Siempre debemos seguir una serie de medidas, y como consejo general, seguir el sentido común y pensar dos veces antes de pinchar en un enlace.

  • No pinchar en enlaces que nos llegan por Whatsapp reenviados. Especialmente si se trata de un enlace “poco reconocible”, y no pertenece a un medio de comunicación o a una página conocida.
  • No descargar ningún PDF sospechoso o de remitentes desconocidos que nos lleguen por e-mail. Si nuestro cliente de correo no dispone de vista previa del documento sin descarga, podemos preguntar al remitente para verificar la autenticidad si nos resulta inesperado o sospechoso.
  • Pinchar en cualquier enlace de un correo de nuestro banco, empresa de teléfono o energía. Ante cualquier operación que te soliciten, siempre accede a su web mediante el navegador, en lugar de pinchar un enlace adjunto. De esta forma, evitamos un posible ataque de phising.

Por último, siempre es importante recordar dos consejos fundamentales en las comunicaciones electrónicas:

  • Ningún organismo oficial solicita datos personales a través de correo electrónico, SMS o WhatsApp, así que no los proporciones por ninguno de estos canales. Y desde luego, en ningún caso si no ha sido solicitado o pactado previamente.
  • Verifica el remitente de los correos electrónicos y los enlaces que estos incluyen y desconfía si contienen letras y caracteres extraños. Siempre debes comprobar la dirección web a la que te intenta dirigir un enlace antes de pulsarlo. 
  • Evita difundir contenido que no ha sido contrastado, ya que puede formar parte de una campaña malintencionada de bulos.
Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *