¿Cómo mejorar tu cuenta de resultados?

0
Share

Febrero aún sigue siendo un mes de propósitos y planificaciones empresariales. Es un buen momento para seguir mejorando la cuenta de resultados de tu negocio. Ya con el mes de enero finalizado, podemos ir haciendo un balance de cómo ha comenzado el año y en qué puntos debemos rectificar o potenciar aquello que nos dará un buen retorno.

La mejor opción: invertir en I+D+I

Para mejorar la cuenta de resultados de una empresa hay varias formulas, pero para una empresa del sector tecnológico, como es en el caso de OLE, la inversión en I+D+I es (a medio y largo plazo) resulta la mejor inversión.

Estas tres palabras son fundamentales tanto para los sectores productivos de la empresa como para los que no; ya que mejoran la productividad, ayudan en los procesos de creación y ejecución y facilita la optimización de los recursos…lo que tiene un impacto claro y positivo sobre el EBITDA (se trata de uno de los indicadores financieros que mide los beneficios de una empresa).

Además, permiten a las empresas afrontar periodos difíciles y generar competitividad: permite desarrollar nuevas líneas de negocio y mejorar el posicionamiento frente a la competencia.

La inversión en I+D+I requiere una parte motivacional muy grande. “Esta obligación forma parte de las tareas de la dirección: crear un discurso motivador para que todos los empleados se sientan implicados. Este punto es fundamental para edificar un crecimiento económico sostenible y equilibrado”, afirma Javier Riquelme, Director comercial de OLE.

Dichas inversiones contribuyen directamente a la acumulación del saber. Dan lugar a nuevos productos o procesos de producción más avanzados y ayudan a la mejora de la productividad. “Es importante saber que este tipo de inversiones dan sus frutos a largo plazo. No podemos esperar resultados positivos de un día para otro”.

Invertir en I+D+I no solo es un motor de crecimiento, sino también la mejor arma para sobrevivir a los cambios futuros. Tengamos en cuenta a la velocidad que evolucionan las tecnologías. ¿ Acaso no debemos estar reciclándonos constantemente para poder competir? La respuesta es un sí rotundo.

Related Posts