¿Cómo valorar y calcular la rentabilidad de un cliente?

0
Share

Valorar y calcular la rentabilidad de un cliente es el factor principal en una empresa B2B para obtener ingresos. Definir a qué tipo de empresas vamos a dirigirnos y a qué departamento, forma parte de la estrategia de captación de futuros clientes de cualquier compañía.

El propósito de OLE es convertirnos en el partner digital de los clientes con los que trabajamos. Acompañarles en su camino de transformación digital y ayudarles a cumplir sus retos y objetivos, que sentimos como nuestros. Trabajamos tanto con medianas empresas como con grandes compañías para ofrecer soluciones y productos digitales que ayuden a evolucionar a esas organizaciones. “Las empresas tienen que aprovechar las magníficas oportunidades que ofrece la transformación digital. Y este proceso debe extenderse a todos los departamentos de una empresa, afirma Ana Velayos, Directora general de OLE. “Por ello, concluye, nos enfocamos en cualquier departamento que necesite alguna solución o herramienta digital para mejorar su organización interna, su eficiencia o su productividad porque generará un impacto positivo en el negocio del cliente”.

Por su parte, nuestro Director Comercial, Javier Riquelme, asegura que la rentabilidad de un cliente se mide siempre de la misma manera. “No hay que hacer distinciones entre pymes y multinacionales, todo depende de los proyectos”.

¿Cómo valorarlo?

Es muy importante tener en cuenta que, aunque a veces una propuesta de un cliente puede parecer muy jugosa, la realidad es que te puede estar costando dinero. Es el caso de empresas que demandan muchos servicios y el nivel de trabajo, esfuerzo y exigencia es mucho mayor que su rentabilidad.

En OLE todo es transparencia. Elaboramos presupuestos transparentes en función de las verdaderas necesidades del cliente. A la hora de realizarlo, tenemos en cuenta el tipo de proyecto, las horas empleadas y cantidad de empleados necesarios para abordar ese trabajo con éxito.

Definir bien los tiempos

Te aconsejamos definir muy bien las horas de trabajo. El tiempo es oro, y el que se pierde, son oportunidades de negocio desaprovechadas. Por ello, la planificación es la herramienta indispensable para organizar a tu equipo y tener bien estimadas las horas que se dedican a cada proyecto.

Como veréis el tiempo y la planificación son claves en la gestión de un cliente.

Post relacionados