Diseñar en tiempos de Covid| Parte I

0
Share

Aceptar que el Covid  ha cambiado la manera en la que nos comunicamos, nos relacionamos y hasta la forma de trabajar,  es el primer paso para afrontar la situación actual. 

Hacer lo que mejor sabemos, escuchar las necesidades del usuario, es un trabajo difícil, pero no imposible. Y cada día que pasa, es más común leer, escuchar o compartir información relacionada con lo que significa este cambio a nivel tecnológico y que tan preparados estamos para afrontarlo. Incluso cada vez toma más fuerza la expresión transformación digital y hay quienes piensan que nos encontramos en la fase de evolución del diseño de experiencias, productos y de todo lo que conocemos hasta ahora.

Partimos de un hecho: el diseño es vital en una crisis; sin ella, desperdiciamos un tiempo valioso que no tenemos. Y justamente para darle respaldo a estas palabras hemos entrevistado a nuestros compañeros y expertos en la materia de experiencia de usuario para conocer sus reflexiones, opiniones, juicios o sea lo que piensen del momento que vivimos. 

¿El objetivo? Tener claro cómo con nuestras capacidades, habilidades, recursos y tiempo, podemos aportar nuestro granito de arena. Y como siempre, plantearnos: ¿tenemos UX? 

Mario Blanca – Head of UX

Diseñar en tiempos de Covid| Mario Blanca
Ya existen un sinfín de herramientas, dispositivos, soluciones, productos digitales, entre otros, que tratan de paliar los resultados de la pandemia. ¿Crees que como diseñador de experiencia de usuario puedes influir en el futuro del diseño post Covid?

Creo que hay mucho por aprender de los equipos que ya trabajaban en remoto antes de todo esto, sean o no equipos de diseño, ellos ya se han encontrado con las dificultades con las que nos encontramos hoy. 

En cuanto a cómo influir en el futuro del diseño post Covid debemos ser más permeables a los cambios y diseñar soluciones que se adapten a situaciones para las que aún no estamos preparados, poniéndonos el sombrero de diseñadores de futuros/especulativos. Para ello aprender de los que ya lo han hecho durante años con otras profesiones como los escritores de ciencia ficción.

–Experiencia de usuario. ¿Qué papel juega dentro de todo este caos?

El que siempre ha tenido: hacer más entendibles y sencillos los procesos entre las personas y la tecnología o incluso entre personas y personas, ayudándonos de metodologías y técnicas de diseño.

–¿Qué significa o qué está significando la crisis del Covid para tu sector? ¿Es un buen momento para replantearse las cosas?

Un reto para poder empatizar con gente que no ves –como en muchos casos– de alguna manera ahora se hace más notorio que es necesario conocer las necesidades del usuario. Las relaciones han cambiado y la curva de aprendizaje de algunas herramientas se ha visto reducida a la nada, cuando muchas personas se vieron obligadas, por ejemplo, a saber cómo funciona una videollamada. Ya sea por el interés personal de hablar con amigos y familiares o por trabajo. 

–Si escuchas: transformación digital ¿qué es lo primero que piensas?

En 2020, es un término que ya huele a rancio.  Está tan usado y manido que ha perdido su sentido. No hay transformación digital, estamos en medio del huracán de lo digital y las circunstancias del confinamiento han hecho que se reduzcan las distancias entre generaciones de manera forzosa.

–En plena pandemia del Covid qué recomiendas: ¿diseñar o rediseñar?

Habrá que diseñar cosas de cero para dar soluciones a nuevas necesidades y rediseñar otras para adaptar las que ya existían, si ahora no cumplen su objetivo. La elección no es una opción.

–¿Qué piensas del teletrabajo?

Que cambiará dónde vivimos, las relaciones y con suerte, la mentalidad de las empresas mastodónticas. 

Andrea Sanz – Service Designer & Researcher

Diseñar en tiempos de Covid| Andrea Sanz
¿Crees que como diseñadora de experiencia de usuario puedes influir en el futuro del diseño post Covid?

Creo que como diseñadora de experiencia de usuario no tenemos que diseñar más que para lo que hay hoy y lo que necesitan las personas de ahora. Irremediablemente esto influirá en el futuro, aunque lo que antes llamábamos futuro, ahora es un simple mañana. Vamos a un ritmo frenético que hace que todo cambie muy rápido, y los diseños deben ir acorde con este ritmo. No obstante, a mi me gusta pensar que el impacto que deja el diseño viene dado por la ética, por el bienestar, por los valores que fomenta, y esto, debería ser atemporal.

–Experiencia de usuario. ¿Qué papel juega dentro de todo este caos?

El papel que tiene siempre, el de mirar a las personas, que es lo que cuenta.

–¿Conoces algún proyecto o iniciativa  de tu sector que consideres que lo esté petando y nació gracias al Covid? ¿Aporta valor? ¿Por qué?

Siempre la pongo como ejemplo, porque para ser una institución pública, funciona muy bien. Destacaría la aplicación de petición de citas del Sistema Sanitario de la Comunidad de Madrid. De una manera súper ágil, han implementado la posibilidad de hacer citas telefónicas. Por un lado, la aplicación te deja elegir qué tipo de consulta quieres, si presencial o telefónica, siendo ambas experiencias bastante buenas.

–¿Qué significa o qué está significando la crisis para tu sector? ¿Es un buen momento para replantearse las cosas?

Creo que justo en nuestro sector, esto está siendo una lanzadera, pero que se verá dentro de un tiempo. Ahora todo el mundo aún está en la fase de resistencia al cambio, de intentar hacer las cosas que hacían antes. Pero cuando se vean los verdaderos beneficios, vendrán las ganas de cambiar.

Otros sectores, como el educativo, el hostelero, el ocio, sí que tienen un gran reto, porque se basan en la presencialidad. Igual está ahí también nuestro reto, en ver cómo les podemos ayudar.

–Si escuchas: transformación digital ¿qué es lo primero que piensas?

¡Oportunidad! Al final nuestro trabajo en Ole tiene que ver con favorecer lo que las empresas necesitan para sobrevivir en un entorno digital y me encantaría que además de productos, se nos presente la oportunidad de ahondar en la parte de cultura o de innovación, que es lo que más se está echando en falta en la actualidad.

Parece que el teletrabajo ha puesto fácil a muchas empresas la digitalización, pero la verdadera transformación viene dada por un cambio cultural. Una vez leí que los cambios culturales, son empujados por aquellos que tienen más que ganar con el cambio. Este es un momento en el que las empresas tienen mucho que ganar si se adaptan al nuevo paradigma, por lo que espero que sea una buena oportunidad para nosotros.

–En plena pandemia qué recomiendas: ¿diseñar o rediseñar?

¿Qué diferencia hay? Entiendo que en tiempos como los que estamos viviendo, han surgido nuevas necesidades, que necesitarán de nuevas soluciones, pero todo lo que funcionaba antes y ahora no funciona, necesita ajustarse a la realidad, por lo que es posible que necesite un rediseño.

Lo que es crucial es conocer lo que sucede, investigar y entender el problema. Con esto, podemos diseñar o rediseñar con unas bases y con un sentido, que van más allá de la mera expresión artística o creativa.

–¿Qué piensas del teletrabajo?

El teletrabajo ha instaurado dinámicas inexistentes en muchas empresas antes del confinamiento. Muchas habrán visto sus limitaciones, sus carencias o sus fortalezas. Pero lo complicado del teletrabajo ha estado a nivel del trabajador. Hemos tenido que lidiar con la soledad, con la falta de recursos, con la conciliación. Y por lo que veo, las empresas en general, –no es nuestro caso afortunadamente– han aprendido poco de sus trabajadores. No se han preocupado de ser más flexibles, ni de formar a sus trabajadores. Se ha querido hacer lo mismo, pero de diferente manera y eso es un error, porque es imposible.

Espero que de esta manera, empiece a ser más común trabajar por objetivos y no fiscalizar las horas que calientan la silla, que haya más formación para los trabajadores en competencias digitales, pero también en gestión del estrés, en adaptación al cambio, en empatía y capacidad de sacar problemas adelante. Porque ahora ha sido una pandemia, pero si aprendemos eso, nos valdrá para cualquier otro desastre.

Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *