La digitalización en la agenda de los partidos políticos

0
Share

Sanidad, educación, pensiones, inmigración, vivienda… son los temas habituales que solemos escuchar en campaña, porque son los que los ciudadanos tenemos en la cabeza como temas de interés en su vida diaria. Por tanto los partidos políticos intentan hacer campaña con ellos para sacar el máximo rédito posible.

Sin embargo, hay un tema de futuro del que se habla poco: la digitalización de la sociedad, y lo importante que será en el futuro para mejorar la vida de todos. Y lo más importante: para evitar desigualdades con otros países.

Europa lleva siglos siendo el centro del mundo, una posición que en parte perdió tras la Segunda Guerra Mundial, pero que aún nos impulsa a un nivel de vida y comodidad importante, que sin embargo, se va desacelerando progresivamente.

Los países asiáticos, con China a la cabeza, hace tiempo que nos dan sopas con honda en ciencias, matemáticas y casi cualquier cosa que tenga relación con la tecnología. Sumidos en nuestra autocomplacencia, no nos hemos dado cuenta como nuestros sistemas educativos se han quedado completamente obsoletos frente a los retos del nuevo siglo, cuando Europa debería ser pionera en ello.

Digitalizar no es una cuestión solamente de las empresas o de la burocracia estatal, es algo que afecta a todos los ciudadanos, y para lo que hay que estar preparado. Millones de empleos en todo el mundo quedarán obsoletos en las próximas décadas, mientras que los sustitutos serán tecnológicos, y la desigualdad se acrecentará entre las sociedades que dominen las tecnologías y las que no.

Todo debe comenzar por la educación. Probablemente el enfoque nunca ha sido el adecuado, en las aulas nacionales se ha impartido ofimática (llamarlo informática sería faltar a la verdad) cuando se debería enseñar programación. La realidad es que la juventud no está preparada para una sociedad tecnológica.

Muchos de nuestros jóvenes no saben utilizar ni tan siquiera las funciones digitales del moderno DNI electrónico. Tampoco utilizan con propiedad ni un ordenador ni un dispositivo inteligente. ¿Cómo podemos estar permitiendo esto?

El reciente MWC nos dejaba un dato: hay más líneas de móviles en el mundo que personas, y sin embargo, ¿se está enseñando de alguna forma el control, manejo, desarrollo y solución de problemas de estos dispositivos en las escuelas? Rotundamente no.

Precisamente desde Europa, con nuestros valores democráticos y sociales, que son únicos en el mundo, deberíamos impulsar el uso de las máquinas, para que la tecnología que lleve la voz cantante en el Planeta, inculque esos valores en su software.

Si queremos transformar la sociedad hacia la digitalización, más allá de las ideologías políticas de los partidos, es imprescindible formar a nuestros jóvenes en nuevas tecnologías, y que impartir programación sea tan natural como enseñar matemáticas. Es necesario un plan político, común entre todos los partidos, para afrontar este desafío.

Nuestro futuro está en juego. Nuestro futuro depende de ello.

Post relacionados