¡La “felicidad laboral” es posible!

0
Share


En OLE tenemos muchas cosas claras, pero entre ellas hay 2 fundamentales: comprometernos con todos los proyectos que nos encargan y el respeto y buen ambiente entre todos. Tenemos la suerte de poder decir que hemos encontrado la “felicidad laboral”.

El primero de ellos es el claro objetivo de cualquier negocio. ¡Tenemos que mantenernos de alguna manera! Pero por desgracia, la buena gestión de RRHH no se da en muchas empresas. Nuestra boss Ana Velayos lo tiene muy en cuenta y nos trata como si fuésemos sus propios hijos. ¡Fijaos en lo que nos ha contado!

En un equipo de trabajo es prioritario cuidar y garantizar el bienestar emocional de todos los miembros. Porque la felicidad en el trabajo no solo depende del sueldo que percibimos sino también del entorno en que desarrollamos nuestras tareas. Lograr un clima laboral agradable sólo tiene ventajas personas y profesionales para todos los miembros de una compañía.

No me cabe duda de que un buen clima de trabajo repercute en una mayor calidad de vida de sus trabajadores en todos los ámbitos: las personas logran mayor motivación y reducción de conflictos, fomenta la cercanía y la colaboración, permite ser más competitivo y productivo de forma saludable, refuerza el espíritu de equipo. El entorno laboral es, sin duda, uno de los factores más relevantes en el desarrollo y el éxito de una empresa.

Y no es que nuestra jefa lo diga. Hemos preguntado a varios de nuestros compañeros y ¡mirad lo que nos dicen! Nuestras compis de comunicación nos han dado su opinión: Ana García asegura que cuidarnos entre nosotros es algo tan básico como saber leer o escribir. “Considero que sería uno de los motivos principales para que en una empresa te contraten”.

Génesis apoya la idea, ¡no podía ser de otra manera! “Es necesario para trabajar en armonía y que la energía fluya. Cuando hay mal rollo, todo se estanca, no quieres pasar, ver o escuchar a la persona que te hace sentir incómodo, por lo que pasamos de un entorno laboral al terreno personal”.

Y lo más importante, no debemos olvidar que el trabajo es muy importante, pero también lo son las personas. Lo ideal es tener espíritu de compromiso. Lo demás… ¡viene todo rodado!

Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *