La importancia del papel en la era digital

0
Share

Que estamos inmersos en la era digital es una realidad indiscutible. Móvil, ordenador, tablet, miles de apps que nos facilitan la existencia (o al menos lo intentan)…Pero a pesar de todo, tenemos un lado analógico del que todavía no nos podemos desprender. O al menos una gran mayoría. Se trata del uso del papel.

Nos hemos dado una vuelta por la oficina y hemos preguntado a varios de nuestros compañeros. Las respuestas que vas a ver son muy interesantes, teniendo en cuenta que en Ole los perfiles de las personas son muy diferentes entre sí: en cuanto a desarrollo profesional y a nivel generacional. Cualidades que permiten tener una visión transversal a la hora de desarrollar nuestros proyectos y ayudar a las empresas a lograr sus objetivos.

Para Ana García, social media, es necesario. “Lo utilizo en mi día a día. El soporte físico me da seguridad y sensación de pertenencia. Lógicamente a diario tengo que escribir en el ordenador, pero las cosas más importantes las dejo reflejadas en un cuaderno. Hay cosas que la tecnología no las puede suplir”.

Beneficios del papel

Ana Velayos, periodista y CEO de Ole ha reflexionado sobre este tema y no se imagina un futuro sin escribir a mano.”No imagino un futuro sin escribir a mano. Espero que todas las generaciones presentes y futuras sigan usando el bolígrafo y el cuaderno. Son muchas las personas que piensan que redactar en papel está condenado a desaparecer. Deseo que no sea así. El acto de escribir a mano no creo que sea aplastado por las pantallas táctiles porque a la hora de estudiar, trabajar, aprender o realizar actividades creativas obtenemos consecuencias muy positivas para nuestro cerebro y nuestra mente porque se activan más partes del cerebro que cuando escribimos en la pantalla del ordenador o del móvil. Por citar algunas de ellas: mejora el aprendizaje y la memoria además de fijar ideas y conceptos; favorece la creatividad, la imaginación y el pensamiento crítico, aumenta la concentración porque ayude a mantener el foco; combate el deterioro cognitivo y ayuda a luchar contra el estrés, igual que a los que colorean mandalas. ¿Quién quiere entonces guardar el boli y el papel en un cajón y para siempre? 

Además, otro aspecto que no debemos olvidar es que la escritura manual facilita el aprendizaje. Las nuevas generaciones nacen con un dispositivo electrónico debajo del brazo, y esto puede tener graves consecuencias en su desarrollo. Aprender a utilizarlos desde pequeños está bien para ciertas cosas, pero no hay que olvidar que saber escribir a mano es básico y necesario.

Te damos el punto de vista de Lucía Macasoli, UX designer, que piensa que se trata de una cuestión emocional. “Necesitamos sentir una conexión diferente con el mundo más tangible. Mantener los rituales. No sólo se trata de poseer un libro y no un ebook, se trata de tocar, el olor a nuevo, tachar, romper… Cuando se es consciente de que algo puede dañarse o perderse, empezamos a valorarlo de otra forma y en el papel, no hay un ‘Undo/Deshacer’”.

No olvidemos lo más importante: en el equilibrio siempre está la virtud. ¿Y si combinamos la escritura a mano y la digital para todo? 

Te invitamos a la reflexión 🙂

Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *