¿Teletrabajar pone en riesgo la productividad?

0
Share

En el 2018, el hecho de teletrabajar en España alcanzó su máximo con 1,43 millones de personas. Es decir, una de cada cuatro personas ya ejercía el teletrabajo. En la actualidad, a pesar de que aún no existen datos reales que lo confirmen, estamos seguros que esta cifra por lo menos, se ha duplicado.

Siempre hemos escuchado que en cada crisis hay una oportunidad y, aunque puede sonar a cliché, no está lejos de la realidad. Hoy, cientos de empresas han tenido que aceptar el reto e incluir en su día a día el teletrabajo para poder seguir adelante. Y como es lógico, surgen preguntas tales como: ¿impactará en la productividad? ¿Es viable? 

Teletrabajar está en auge y esto es indiscutible. De hecho, hay quien ve esta modalidad como una manera de mejorar la productividad. Pero, ¿realmente es así? Puede que sí, puede que no. La mejor forma de sacar conclusiones es preguntando a nuestros siguientes protagonistas: directivos y empleados de diferentes empresas que están desarrollando su trabajo en remoto. 

Pero antes, debemos aclarar que el teletrabajo no significa trabajar desde casa y ya. Una definición más clara sería la de trabajar a distancia: desde la playa, en otra provincia, país, o incluso desde un avión, siempre que haya conexión a Internet.

Dicho esto, hemos querido contactar a distintos perfiles profesionales que desempeñan tareas muy diferentes entre sí en su día a día, pero tienen algo en común: todos ellos lo están haciendo fuera de la oficina. Los teletrabajadores hablan:

¿Teletrabajar afecta en la productividad?

Ana Velayos – CEO Ole Agency

Hemos hablado con la CEO de Ole, Ana Velayos, quien se muestra muy optimista con las oportunidades que ofrece teletrabajar, pero sin perder de vista el lado personal.

«El teletrabajo no reduce la productividad, todo lo contrario. Pero para lograrlo debemos transformarnos y no solo hablar de digitalizarnos. Es necesario tener en cuenta varios factores como implementar una buena gestión del equipo, tener los métodos y herramientas adecuados, unos objetivos claros  y la propia responsabilidad o autogestión del trabajador, entre otros. También mucha colaboración y empatía por parte de los máximos responsables de las compañías.

Creo que Ole ha sido un ejemplo de que el teletrabajo ha funcionado y mantiene nuestra productividad. Es una forma de trabajar que ha venido para establecerse. No obstante, aunque considero que el teletrabajo es beneficioso en muchos aspectos, no debemos perder de vista que es necesario mantener determinados vínculos personales que refuercen las metodologías de trabajo así como la complicidad y la conexión del equipo. Las empresas que sepan combinar el aspecto personal junto al teletrabajo van a a ser muy productivas y eficientes. Y creo que Ole es un claro ejemplo de ello.»

El teletrabajo no reduce la productividad, todo lo contrario. Pero para lograrlo debemos transformarnos y no solo hablar de digitalizarnos.

Xiana Vidal – CEO de Trend

Xiana Vidal, CEO de la agencia Trend considera que la productividad es cuantificable en agencias como la suya. Comenta que un simple vistazo a los calendarios editoriales, o si se responden a los comentarios en redes sociales, entre otras acciones, es suficiente para saber si las cosas se están haciendo bien.

“Bajo mi punto de vista y experiencia personal, con una forma de teletrabajar sana, podemos mejorar la productividad del equipo. Hago referencia a teletrabajo sano porque muchos trabajador@s están viviendo una sobrecarga de trabajo por el mero hecho de trabajar en casa. En nuestro caso, el teletrabajo es pasado, presente y futuro. Por eso conozco bien la importancia de evitar la procrastinación, ser productivos y mantener la motivación del equipo. Si el equipo está unido y comprometido, la productividad teletrabajando no se compromete».

Si el equipo es responsable y tiene buenos hábitos para teletrabajar, no pone en riesgo la productividad.

Emilio Contreras – Subdirector y responsable digital del diario Marca

Emilio Contreras se muestra completamente a favor de esta modalidad de trabajo, siempre que se sepa mantener el rigor informativo que exige un medio.

“El teletrabajo no pone en riesgo la productividad, incluso la puede mejorar. En nuestra profesión, es necesario estar cerca de la noticia y en contacto con los protagonistas. En ese sentido, en general, el hecho de no estar cerca, sí que afectaría a la calidad de la información. Pero en nuestro caso llevamos cinco meses trabajando fuera de la redacción y hemos mantenido la calidad de nuestros productos. La radio y los directos sí que necesitan estar presenciales en la redacción y en el lugar de los hechos respectivamente, pero el resto puede teletrabajar sin problema”.

El teletrabajo no pone en riesgo la productividad, incluso la puede mejorar.

Enrique Rodríguez – Field Service & Programme Manager Director en Mitsubishi Power 

Enrique Rodríguez, por su parte, afirma que es productivo dependiendo, entre otros factores, del trabajo que se desempeñe y de la responsabilidad de los empleados.

“Sin duda afecta a la productividad. Pero también la puede beneficiar. Aunque parezca una incongruencia, es así. Depende de muchos factores: de la actividad que se desempeñe, de la adecuación de los puestos de trabajo, de la responsabilidad de los trabajadores o de la empatía de la empresa entre otros factores. El Covid-19 ha puesto de manifiesto que la gran mayoría de las empresas y trabajadores no estaban preparados para el trabajo a distancia, y en ese sentido, ha sido positivo para acelerar este cambio. Estamos en pleno proceso de adaptación. En nuestro caso, algunos puestos muy concretos ya hacían teletrabajo para complementar su actividad principalmente en campo. Desde luego, está siendo un gran cambio para nosotros”.

Sin duda afecta a la productividad. Pero también la puede beneficiar. Aunque parezca una incongruencia.

David Táboas – Software Engineer en Teamwire 

Por último, David Táboas, cree que trabajar desde casa puede ser mucho más productivo que ir a una oficina. 

“Depende más de la cultura de la empresa que del sitio desde el que estés trabajando. También es cierto que no todas las personas se adaptan igual, pero con un mínimo de organización, la productividad es mucho mayor que trabajando en una oficina.
La pone en riesgo para bien y para mal. A lo que me refiero es que trabajar a distancia cambia el concepto de productividad como se conoce en las empresas actualmente. Ser productivo no es estar ocho horas en una oficina manteniendo reuniones e intentado realizar tu trabajo. La productividad es la eficiencia de ocupar las horas de cada persona cuándo y cómo mejor le convenga»

«En mi experiencia previa al confinamiento, trabajar a distancia me permitía poder gestionar mis picos de productividad y parar cuando el ritmo no era el adecuado, o cuando sentía que sólo estaba sentado en una silla. Aquí influye, y mucho, la cultura de la empresa en la que estés. O si eres freelance, cómo gestiones tus proyectos con los clientes. Una mentalidad enfocada a no tener que estar siempre pendiente de lo que ocurre al instante y poder enfocar la atención a los problemas que realmente son importantes y hay que resolver».

Depende más de la cultura de la empresa que del sitio desde el que estés trabajando.

Conclusión del teletrabajo

En primer lugar, todos estamos de acuerdo que la cultura de empresa es un factor determinante para conseguir los objetivos del teletrabajo. Asimismo, es una opción que no debe tomarse a la ligera y que tiene que tener una una planificación, objetivos claros y un seguimiento de los mismos  para velar por el bienestar de todos: empleados y directivos. Y en segundo lugar, y no menos importante, la transparencia en el teletrabajo es vital. O como dice el refrán, “las cuentas claras mantienen la amistad”.

Por cierto, ¡no dudes en dejarnos tu opinión al respecto!

Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *