Diferencias entre programador y desarrollador

0
Share

Cada vez que preguntamos en el equipo de desarrollo las diferencias entre ser un programador y desarrollador, cada uno ofrece una opinión distinta. Hemos entrevistado a nuestra programadora Patricia Robles para preguntarle sobre su sector,  incluida la pregunta del millón:

¿Programadores o desarrolladores?

Desarrolladores.

¿Por qué?
Es un tema un poco delicado. Porque se puede entender lo mismo, programador y desarrollador. Pero en mi opinión, hay una pequeña diferencia y es que el programador es el que pica código, digámoslo así. El que ejecuta las órdenes. Pero en cambio el desarrollador va un poco más allá. También pica código, pero es el que tiene que establecer la lógica que hay detrás de una aplicación. 

“Me gusta mucho en estos casos, establecer un símil, con el mundo de la construcción. Podríamos decir que el programador es el albañil, el que pone los ladrillos, y el desarrollador sería más el arquitecto o el ingeniero. El que piensa cómo tienen que ir las cosas, dónde tienen que ir puestas para obtener ese resultado”.

¿Tiene futuro tu profesión o será cosa de robots?

La digitalización lo que va a hacer, es cambiar el tipo de trabajo no es que vaya a robar a los humanos el trabajo, si no que estos se van a tener que adaptar al hecho de que se está intentando automatizar casi todo. Entonces mi respuesta es, que sí, pero no.

¿El Covid ha afectado en la manera de trabajar a los desarrolladores y programadores?

Estamos inmersos en un mundo más cambiante que nunca. La situación del Covid ha dado un giro de 360º a nuestra forma de pensar y de actuar, y grandes oportunidades que hay que aprovechar. En el caso de los desarrolladores web, la situación hasta ha mejorado. Por un lado, a nivel de trabajo, el hecho de teletrabajar y no ir a la oficina no afecta en nada porque siempre se ha podido hacer simplemente con un ordenador y conexión. A nivel global nos estamos dando cuenta de la importancia de la presencia digital. Muchos negocios presenciales están viendo su salida gracias a Internet y se de valor a la importancia que esto tiene.

Estos perfiles van a tener cada vez más trabajo, y aunque todo esto pasará, todo esto va a estar mucho más presente que antes, teniendo en cuenta que miles de negocios están pudiendo hacer frente a esta crisis gracias, por ejemplo, a un ecommerce.

¿Crees que a vuestra profesión se le da la importancia que realmente tiene?

Todavía no la suficiente. Si es verdad que comparado con antes, ahora mismo está muchísimo mejor valorado ser un programador o un desarrollador. Yo creo que todos sabemos que antes, el concepto de un programador era un friki que estaba en la parte de la oficina a la que nadie va, en un sótano sin ventanas, con muy poco espacio.

Eso afortunadamente se ha dejado bastante atrás. Pero creo que aún así, hay muchas veces que no se entiende la dificultad que supone desarrollar. Porque ya no es sólo escribir código, que eso en realidad lo puede hacer todo el mundo. Al final es como aprender un idioma, y eso requiere de habilidades y destrezas.

Detrás de todo eso hay una lógica, hay un pensamiento racional, que es un trabajo previo. Que creo que nunca se ve. A las personas de fuera les cuesta entender todo el trabajo que hay detrás.

Es decir, que una persona para que se dedique a vuestro mundo, ¿tiene que ser ágil mentalmente? 

Sí, en mi opinión sí. Para ser un buen desarrollador hay que tener agilidad mental.

Como dicen los ingleses: «con un té se soluciona cualquier problema».

Además de un ordenador y conexión a internet, ¿qué más necesita un programador?

¡Mucha paciencia sobre todo! Porque por muy gratificante que sea programar, si es verdad que hay muchos momentos que puede resultar un poco frustrante. 

¿Como por ejemplo? Un caso, una anécdota que digas: me tengo que ir a tomar al sol, porque no puedo, tengo que desconectar.

En realidad no son los clientes, si no el propio código el que te puede llegar a desesperar. 

¿Y qué es lo que sueles hacer cuando ves que estás estancada? ¿Qué haces? 

Un reset, salir a tomar el aire, empezar con otra tarea totalmente diferente o tomar un té, que como dicen los ingleses: «con un té se soluciona cualquier problema».

 ¿Qué te sugiere la programación?

Pensamiento lateral, inspección de elementos y debugging. Chequear el código para ver donde hay fallos.

 La programación es…

Construir.

Post relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *